La diversidad de métodos efectivos para abrir cerraduras es impresionante y hasta suelen ser creativos, pero cuántas de ellas son capaces de abrir una cerradura sin romperla, la verdad es que son pocas. En el peor de los casos es necesario extraer o partirlas, usar la “fuerza bruta” y empeorar situación.

Es claro que el objetivo solventar el problema, es decir, abrir la cerradura usando cualquier mecanismo pero, ¿acaso es necesario volver a invertir para un segundo problema generado a partir de la solución del primero? Definitivamente no. Incluso podemos hacernos de ello personalmente.

Estrategias eficaces para abrir una cerradura sin romperla

Imaginándonos el escenario, sabemos que es frustrarte estar ante este tipo de situaciones y perder la paciencia fácilmente.  A pesar de que las cerraduras en las puertas nos pueden garantizar la seguridad que requerimos, en la vida diaria pueden ocurrir un sin número de accidentes.

Es importante mantenerte consiente y antes de intentar algún método brusco como forzar la cerradura o derribar la puerta, tienes que estar muy seguro de que todas las opciones consideradas más factibles hayan quedado completamente agotadas.

Uno de los métodos más reconocidos es el de las tarjetas de apertura, las cuales están producidas de un plástico especial optimizado para su uso. Éstas permiten una apertura fácil y rápida pero cabe descartar que el bloqueo de las puertas no deben estar realizados con llaves.

Es útil cuando la abertura entre la puerta y el marco es muy angosta, de esta manera se alcanza a empujar “el resbalón” y lo más importante, no daña la puerta. Es recomendable realizar este trabajo con estas tarjetas pero en tal caso puedes sustituirlas con algún plástico duro, alguna tarjeta de crédito o el pedazo de una botella de refresco.

La utilización de algunos métodos también dependerá del tipo de pomo instalado en la puerta, por ejemplo, muchas veces se cierra la puerta accidentalmente, para ello hay un tipo de pomo que te permite abrir la puerta con la ayuda de algún objeto que podrás introducir en un agujero encontrado en el centro de la manilla.

Por lo general usamos los objetos encontrados en el hogar, como tenedores, cuchillos de mesa, pinzas, hasta alambres y si, son de mucha ayuda y efectivos, pero como ya sabemos, hay que ser cuidadosos para no agrandar el daño, así que es recomendado el uso de las llaves hexagonales o también las llamadas “llaves Allen”.

Estos objetos metalizados se caracterizan por su forma de “L”. Para intentar abrir la puerta con ella, deberás introducir en el agujero de la manilla el extremo más largo de esta llave hasta que encaje y luego girarla sutilmente, no es necesario un movimiento brusco. Por lo general encontrarás distintos tamaños de este tipo de llave, así que tendrás que probar.

Un objeto similar, tanto en la manera de usarla, el material y en su apariencia, es la herramienta de tensión, los cuales se destacan por ser pequeñas y funcionales para diferentes tipos de cerraduras, más que todos las pequeñas y cilindros con ranuras que suelen ser angostas. Cabe destacar que se usan más que todo para los pomos tradicionales.

Siguiendo con las peculiares llaves que tienen como finalidad abrir las cerraduras sin romperlas, encontramos las llamadas “llaves de rastrillo”, elaboradas del acero alemán y con una forma ingeniosa. Cuenta con su grosor de solo 0,5 mm y están especialmente diseñados para entrar en cerraduras estrechos.

¿Cómo abrir una cerradura trabada sin romperla?

En situaciones de apuro de la vida cotidiana es normal tener una historia como que se te haya roto una llave dentro de la cerradura en un intento de abrirla o cerrarla. Puede que los nervios nos ataquen y nos angustiemos al pensar lo peor pero no, también existen herramientas que nos auxilian ante este tipo de problemas un poco engorrosos.

Como debería ser costumbre, primero que nada, es bueno bañar un poco la cerradura con algún lubricante especial o cualquier aceite que nos permita deslizar la punta de la llave rota con más facilidad.

Al principio debes agotar la herramientas que están a tu alcance, por ello en esta ocasión intenta sujetar el sobrante de la llave con unas pinzas de punta fina o punta de aguja, el aceite es muy práctico para este método.

Los extractores de llaves son un elemento perfecto para solventar este tipo de casos. Este juego de herramientas es sumamente ideal para remover llaves quebradas u otros artículos de la ranura de cilindros.

Sus filos de alta calidad permiten que se deslicen con facilidad por el agujero donde se encuentra la llave y de esta manera agarrarla con la fuerza suficiente para sacarla. Existen diversos grosores para que puedan remover las partes de llaves rotas en distintas ranuras.

Extracción segura de cerraduras

En el peor de los escenarios, suponiendo que se agotaron los mecanismos, ya sea por la urgencia del asunto y no contar con las herramientas necesarias, pudiera darse el caso de tener que extraer completamente la cerradura. Sin embargo, eso no es sinónimo de tenga que ser reemplazado o haya que romperlo, volviéndolo inservible.

El instrumento más usado y confiable internacionalmente es el extractor de cilindros o extractor campana, siendo un novedoso artefacto que ha ido adaptándose cada vez más a las ranuras, tornillos y cilindros, esto gracias a que ha ido modificándose en su interior, añadiéndole funciones convencionales y complejas como universales.

Por lo general encontrarás en juego completo de extractores, pero en el caso de que tengas tiempo con uno, también podrá convertir su extractor de campaña convencional en uno universal gracias a un juego de herramientas que incluye todos los componentes necesarios y su instalación no es compleja, así de fácil y rápido.

Lo que hemos tenido en presente es que cualquier situación puede ser solventada con la ayuda de las herramientas correctas, habilidades necesarias y la paciencia requerida. Sin embargo, no hay que esperar a que sucedan estos casos engorrosos para entenderlo, así que lo mejor es estar preparado y prevenir.

Por cuestiones de seguridad no muchos buscan obtener una llave universal pero no deja de ser una opción adecuada. Aunado a ello, acostumbra a guardar una copia de una o todas las llaves y reponerla de ser necesario. Otro detalle simple pero importante es mojar las cerraduras cada cierto tiempo con algún lubricante especial esto evitará trabas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: