Es más normal de lo que se cree el perder las llaves de cualquier puerta, en especial la del armario; abrir la cerradura del armario puede ser una de las tareas más complicadas cuando no poseemos las herramientas (o su respectiva llave), entonces ¿qué se puede hacer cuando esto sucede? ¿A quién acudimos? ¿Qué utensilios usamos?

En estos casos, la creatividad e innovación suelen ser unas de las mejores herramientas para solucionar esta clase de problemas y es que existen muchísimos métodos que se desconocen que son más actualizados y que cumplen con el objetivo de abrir una cerradura de forma correcta y eficiente sin perjudicarla.

Un método para abrir la cerradura del armario

Las llaves que suelen ser usadas para alguna cerradura del armario normalmente son llaves pequeñas que se dejan en cualquier lugar de la casa y, por ello, es más común que se pierdan y no haya otra forma de sacar del armario los objetos personales.

Por esta razón, es importante conocer las diversas herramientas que se pueden usar para salir de estos apuros, se tenga o no una llave de repuesto, así ayudará a que la apertura de la cerradura del armario se vuelva un problema mínimo.

¿Qué herramientas o métodos se pueden usar? Multipick aconseja el uso de ciertas herramientas para lograr la apertura exitosa de estas cerraduras, entre esas se puede encontrar el uso de un prensor de puertas junto a un abridor; ambas herramientas se complementan en la ardua tarea de lograr abrir casi cualquier cerradura.

La forma en la que se utilizarán será la siguiente:

El prensor de puertas debe ser instalado en la puerta debido a que este será de gran ayuda para lograr abrir un espacio entre la puerta y el marco, o simplemente elevar la puerta; una vez se ha creado un espacio mínimo, se prosigue a usar las herramientas seleccionadas para abrir, en este caso, la cerradura del armario.

¿Cómo se utiliza el abridor de puertas? Su uso está destinado a ayudar a que el resbalón de la cerradura (el cual no es la seguridad de la puerta, sólo evita que esta se abra cuando se cierra) pueda desplazarse para guardarlo y así, conseguir abrir exitosamente la cerradura de cualquier puerta.

Las cerraduras de los armarios normalmente cuentan con un mecanismo bastante simple que sólo requeriría el uso de una fuerza moderada para lograr desplazar su mecanismo de seguridad y lograr abrir la cerradura; sin embargo, también existen armarios que cuentan con un mecanismo un poco más complejo que puede complicar su apertura.

Es importante recalcar que este no es el único método que puede utilizarse para lograr la apertura de la cerradura del armario, aunque dependa del tipo de cerradura que posea la puerta, existen más herramientas simples e inusuales pero efectivas a utilizar en la mayoría de los casos que se presenten.

Más métodos para abrir cerraduras de armario

Por esa razón, es imprescindible dar a conocer más herramientas que puedan cumplir con el objetivo; los prensores de puertas no son las únicas herramientas que pueden ayudar a conseguir crear un mínimo de espacio para lograr pasar cualquier herramienta.

Herramientas como los elevadores de puertas cumplen con este objetivo de una forma más excepcional y es que, estos pueden utilizarse para introducirse entre el marco y la puerta para aplicar una fuerza modesta que permita abrir un pequeño espacio para introducir las herramientas que complementarán su uso.

Y para lograr abrir la cerradura del armario se necesitará una ayuda adicional de otra persona que, o bien utilice el elevador de puertas (en cualquiera de sus presentaciones, sin embargo, es más cómodo usar el que posee dos levas en ambos extremos) mientras se introducen las herramientas, o usar el elevador y que la otra persona use las herramientas.

Se abre un paréntesis aquí para acotar que cualquiera que termine usando el elevador de puertas deberá de tener cierto cuidado para no ocasionarle daños a la puerta, al marco de esta o a la cerradura por una mala posición, o un uso excesivo de la fuerza.

Lo ideal sería colocar el elevador de puertas más arriba de la cerradura para introducir desde ahí las siguientes herramientas que se usarán para abrir la cerradura.

Entonces, una vez conseguida la ayuda, Multipick aconseja del mismo modo el uso de una espátula para apertura, ideal para cerraduras que poseen un resbalón difícil de abrir, justo como los que posee una cerradura del armario, sin tener que aplicar demasiada fuerza para lograr desplazarlos y ocasionarle daños a su estructura o mecanismo.

Esta herramienta se utilizará de la siguiente manera:

Se introduce por el espacio que se ha creado gracias al elevador y se desplaza hasta la cerradura, introduciendo la espátula entre el resbalón y el marco, una vez logrado que la espátula se interponga entre estos se procede a realizar fuerza para empujar el resbalón.

Ciertamente el uso de esta herramienta no debería de llevar muchos intentos hasta lograr abrir la cerradura del armario y, de ser muy incómodo el uso de esta herramienta, pueden usarse otras que cumplan con la misma función, por ejemplo, las láminas deslizadoras.

Estas son conocidas por ser realmente delgadas para garantizar su flexibilidad y utilidad para ser introducidas fácilmente entre el marco, exactamente en la ranura para el resbalón, y el resbalón de la cerradura. Además de ello, no poseen bordes afilados para evitar dañar la estructura de la cerradura del armario, o de cualquier otra cerradura.

Sin embargo, estas no son las únicas herramientas que se pueden utilizar; valerse de una llave en particular puede resolver este dilema y aún más si se utiliza la técnica del bumping.

Como es de suponer, esto sólo puede funcionar cuando la cerradura del armario es convencional, ¿cómo funcionaría? Al introducirse dicha llave cortada al máximo se golpearía un par de veces la cerradura, girando la llave, hasta que esta abra la puerta.

Consejos y recomendaciones

Lograr abrir la cerradura del armario puede ser una tarea un tanto difícil o fácil, todo siempre dependerá no sólo de la asistencia que recibas, la agilidad y conocimiento que poseas sino también del tipo de cerradura que posea la puerta, por lo que pedir ayuda nunca está de más cuando realmente se requiere.

El uso de las ganzúas para abrir las cerraduras nunca pasa de moda, sin embargo, es necesario conocer otros métodos y herramientas que puedan facilitar aún más su apertura sin tener que recurrir a técnicas, o herramientas, que puedan consumir mucho tiempo debido a los intentos fallidos.

El uso de tarjetas de crédito o radiografías pueden ayudar también a abrir cerraduras de forma exitosa, y para la cerradura del armario sólo bastaría con introducirla por encima del pestillo y se procedería a bajarla, para que así la tarjeta, o radiografía, se interponga en el pestillo y sea más fácil quitar la seguridad de este.

Es importante recordar que todo dependerá de qué tipo de cerradura es para que el método tenga exitoso en el primer intento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: